QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

miércoles, 21 de octubre de 2015

NUEVOS FÁRMACOS PARA TRATAR LA LEUCEMIA, LA HEPATITIS O EL CANCER



Hemos visto en los medios de comunicación y en las peticiones sociales la disponibilidad de una nueva generación de fármacos mucho mas efectivos que los anteriores para tratar la Leucemia, la Hepatitis y ciertos tipos de canceres. Estos bio-medicamentos de nueva generación son caros  debido a que los Laboratorios farmacéuticos quieren amortizar en poco tiempo los costes de investigación y desarrollo de estos medicamentos.
Estos nuevos biomedicamentos basados en anticuerpos específicos, hormonas o enzimas son muy eficaces y eficientes y permiten la curación o la eliminación de los síntomas en poco tiempo. Unidos a la nanotecnología que permite dosificarlos y conducirlos al órgano diana, tienen pocas reacciones adversas.
Por ejemplo enfermos de leucemia linfática crónica, la forma mas común de leucemia, para la que no existe tratamiento curativo, van a poder beneficiarse en breve de una nueva terapia, un anticuerpo de clase II que dispone de un doble mecanismo de acción anticancerígeno: activa el sistema inmune innato para que elimine las células cancerígenas e induce directamente la muerte celular.
Se trata de una nueva generación de anticuerpos monoclonales, que han sido modificados por una nueva tecnología (gliocingeniería) que aumenta su eficacia a la hora de unirse a la proteína CD20 de las células cancerosas causantes de la leucemia linfática crónica. Obinutuzumab dispone de un innovador mecanismo de acción que se traduce en una capacidad sin precedentes para la destrucción de las células malignas. Eso se traduce en que los pacientes que reciben este fármaco reducen en un 61% el riesgo de progresión o muerte en comparación con el actual tratamiento estándar.

La mayoría de los anticuerpos anti- CD20 son de tipo 1 y no son muy eficientes por si solos en inducir muerte celular directa

La molécula, que ha tardado 10 años en desarrollarse, resultó prometedora desde los primeros ensayos. Una de las primeras pacientes que recibió el fármaco, una señora de Canadá a finales de 2007, pasó de no tener ninguna opción a volver a trabajar.

Eficacia superior

El obinutuzumab se beneficia claramente del conocimiento acumulado con la generación previa de anticuerpos. Considera que los cambios en su composición son los responsables directos de esa mayor eficacia a la hora de destruir las células tumorales, que no se apreciaba con el estándar rituximab, y por otro, se refuerza su capacidad para dotar a las células del sistema inmune de mayor eficacia a la hora de atacar a las cancerígenas».

En esta enfermedad es un objetivo prioritario que los pacientes vivan el mayor tiempo posible sin síntomas

Se calcula que entre el diagnóstico de una leucemia leucemia linfática crónica y los cinco años siguientes la mitad de los pacientes va a requerir un tratamiento para evitar que la enfermedad pueda poner en peligro su vida. A los diez años de su detección esa cifra podría ascender al 65-70%. Actualmente se encuentran en marcha los ensayos en fase III en linfoma indolenta y linfoma agresivo (Estudio Gadolin y Estudio Goya), con esta mismo medicamenyo y cuyos resultados esperan presnetarse a lo largo de 2016.
La indicación en España para el producto es para pacientes con este tipo de leucemia que previamente no han recibido tratamiento y con otras comorbilidades que hace que no toleren un cierto tipo de quimioterapia y administrado en combinación con la quimioterapia clorambucilo.


Extraido de:


No hay comentarios: