QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

viernes, 2 de octubre de 2015

UN MISMO ESTIMULO PUEDE DESENCADENAR DOS CONDUCTAS CONTRARIAS según el ESTADO FISIOLÓGICO



 
Para Demostrar la complejidad de las conductas (agresividad o atracción) resultantes de los estímulos los investigadores (Ana Martín Sánchez y el equipo de Laboratorio de Neuroanatomía Funcional) de la Universidad Jaume I han desarrollado un curioso experimento con ratas.

Las conductas no son simples y deterministas sino que están moduladas por la zona cerebral conocida como "el cerebro socio-sexual' en los animales superiores y en los primates y el hombre por el cerebro pre-frontal, que hace que la conducta resultante a un estimulo sea todavía mas compleja.

Por ejemplo la oxitocina es una hormona que se libera en la corteza pre-frontal y hace que se desarrolle el afecto maternal y que nos hagamos cargo de los hijos, a veces con grandes sacrificios.


Otro ejemplo la respuesta exual no es la mismo si tenemos enfrente a la pareja, a un desconocido, a un niño, o a otra persona del mismo sexo. Esta atracción o repulsión viene por las experiencias pasadas y por nuestro estado fisiológico (por ejemplo estar embarazad, deprimida, etc.) que gestiona  'el cerebro socio-sexual'.

Las investigaciones previas del grupo de investigadores habían demostrado que las hembras vírgenes se sienten atraídas por una feromona que los machos expulsan en su orina.


Los estudios recientes del Laboratorio NeuroFun de la UJI han demostrado que la misma feromona masculina que genera atracción en una hembra virgen, induce agresión en una hembra madre".
Esta agresión está determinada por la zona cerebral conocida como el 'cerebro socio-sexual'. Una zona primitiva del cerebro, similar en todos los vertebrados, que es responsable de comportamientos instintivos, no cognitivos, y por ello muy difíciles de controlar.

En este sentido, el modelo propuesto permitirá comprender cómo surge el comportamiento agresivo en el cerebro a partir del estudio de un animal que entra en un modo agresivo en un estado fisiológico definida como es la maternidad.

El estudio indica que con la maternidad se produce un cambio de comportamiento puntual debido a un cambio en el cerebro. Tenemos un animal que entra en un modo agresivo reversiblemente, cuando finalice la crianza desaparecerá.

A través de la comparación de los cerebros de las hembras vírgenes y de las madres mediante el estudio de sus circuitos neuronales o de sus patrones de expresión génica, pretendemos entender qué cambios cerebrales hacen a las hembras agresivas durante el periodo de crianza.
Para ello, los investigadores del grupo combinan el análisis del comportamiento de los animales con estudios de la distribución de neurotransmisores y sus receptores en las neuronas del cerebro socio-sexual.

Los cambios en esas zonas del cerebro se deben al cambio en la expresión de determinados genes. Así, este método constituye una oportunidad única para descubrir las bases neuronales de la agresividad y los comportamientos maternal y paternal.


Referencias bibliográficas:
Martín-Sánchez A, Valera-Marín G, Hernández-Martínez A, Lanuza E, Martínez-García F and Agustín-Pavón C (2015) Wired for motherhood: induction of maternal care but not maternal aggression in virgin female CD1 mice. Front. Behav. Neurosci. 9:197. doi: 10.3389/fnbeh.2015.00197.

Martín-Sánchez A, McLean L, Beynon RJ, Hurst JL, Ayala G, Lanuza E, Martínez-Garcia F. From sexual attraction to maternal aggression: when pheromones change their behavioural significance (2015) Horm Behav. 68:65-76. doi: 10.1016/j.yhbeh.2014.08.007.

No hay comentarios: