QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

martes, 27 de octubre de 2015

MENOS CARNE Y MAS FRUTAS VERDURAS Y ENSALADAS PARA EVITAR EL CANCER

(foto extraida de http://www.elmundo.es/salud/2015/10/26/562e0c08ca4741ee2f8b4592.html)
Es de actualidad que ciertas sustancias y alimentos, radiaciones y la polución son a largo plazo factores de riesgo para el cáncer de colon, mama, pulmón, boca, laringe, vejiga, etc.
Comer carne procesada (como las salchichas o el beicon) puede causar cáncer de colon, según acaba de concluir la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), un organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Concretamente, advierten, cada 50 gramos diarios aumentan un 18% el riesgo de desarrollar este tumor . Este organismo evalúa periódicamente cientos de evidencias científicas para ir actualizando su clasificación de sustancias potencialmente carcinógenas para el ser humano. En este caso, tras evaluar 700 trabajos científicos, un grupo de 22 expertos de 10 países diferentes ha decidido elevar al grupo 1 de productos "cancerígeno para los humanos" a las llamadas carnes procesadas, cualquier producto que haya sufrido una transformación industrial (como jamones, lasañas preparadas, carnes envasadas, salchichas...). En esa misma categoría de máximo riesgo ya figuran, por ejemplo, el tabaco, el amianto o la contaminación ambiental. (http://www.elmundo.es/salud/2015/10/26/562e0c08ca4741ee2f8b4592.html).

El riesgo depende de la cantidad consumida, por ejemplo más de dos raciones semanales representa un riesgo importante.  Por ello se aconseja no consumir mas de dos raciones semanales y acompañarla de buenas ensaladas.

A largo plazo la mejor elección para una alimentación saludable es La dieta mediterránea (DM). La tradicional dieta mediterránea (DM) es un conjunto de hábitos saludables sobre comer, la forma de cultivar la tierra para producir los alimentos, el respeto al medio ambiente y la siesta antiestrés.

Como forma de cocinado en la DM, predominan los platos de cuchara, los cocidos, la plancha, los asados, las ensaladas, y se evitan los fritos, barbacoas, ahumados, platos pre-cocinados industriales y embutidos.

En realidad, la expresión "dieta mediterránea" es un común denominador o una síntesis de una realidad, pues no todos los pueblos del Mediterráneo tienen la misma dieta, pero las dietas en estos países: Grecia, España, Italia, Francia, Israel, el Magreb, etc. tienen unas características comunes que las hacen especiales en relación al efecto protector sobre la salud (menores tasas de enfermedad coronaria y cáncer, menor mortalidad y mayor esperanza de vida de calidad).

Aunque difieren en la cantidad de grasa total, el aceite de oliva, el tipo de carne blanca por lo general y la ingesta moderada de vino, queso y yogurt, frutas, verduras, frutos secos y pescado son los componentes esenciales de la DM.

Se reconoce que el efecto protector se debe a la sinergia de los alimentos de la DM; pero hay un número de sustancias protectoras bien estudiadas como el selenio, glutation, una proporción equilibrada de ácidos omega de cadena larga (n-6):(n-3), los ácidos grasos esenciales, altas cantidades de fibra, antioxidantes (en particular, el resveratrol del vino y los polifenoles del aceite de oliva), las vitaminas E y C, algunos de los cuales han demostrado estar asociados con un menor riesgo de cáncer, incluido el cáncer de la mama.

El contenido de antioxidantes, fitoestrógenos y otros fitoquímicos es mucho mayor en la DM que en otras dietas, debido a verduras silvestres que son fuentes ricas de ácido linolénico-α (LN-A), vitamina C, vitamina E y glutation.

Los efectos beneficiosos de los diferentes compuestos encontrados en las verduras y frutas han demostrado ser útiles como anti-hiperglucemiantes, anti-hipercolesterolémicos y con propiedades antitumorales en experimentos con animales. Incluso, hoy en día, la mortalidad por cáncer de mama es menor en Grecia que en los Estados Unidos, Japón y Europa.

El estudio “Lyon Herat” puso claramente de manifiesto los efectos cardioprotectores y contra el cáncer en una población francesa que también sigue una DM. La tradicional DM en su forma actual es la dieta que más se parece a la dieta en la que evolucionaron los seres humanos desde el paleolítico.

Estudio europeo prospectivo de cohortes sobre relación entre Nutrición y Cáncer (EPIC)
El estudio EPIC se diseñó como un estudio de cohorte prospectivo con inclusión de poblaciones con una importante variabilidad en su ingesta alimentaria; con muestras de sangre que posibilitarán biomarcadores; y la inclusión de personas sanas.
Estudio prospectivo de cohortes en 23 centros de 10 países europeos.

La Dieta se evaluó por cuestionario de frecuencia de alimentos se utilizó la cohorte incluye 521.468 hombres y mujeres la mayoría de edades comprendidas entre los 39 y 69 años, mientras que las muestras de sangre están disponibles para 387.889 temas. Hasta la fecha, 24 185 casos de cáncer han sido identificadas en el seguimiento de la cohorte. Las publicaciones producidas por cada centro se puede consultar en la página web de EPIC http://www.iarc.fr/epic/
Entre los primeros resultados relativos a las asociaciones entre el cáncer y factores dietéticos, uno de los resultados más importantes es el efecto protector de la ingesta alta de fibra y el consumo de pescado para el cáncer colorrectal, mientras que la alta ingesta de carne roja o procesada aumenta el riesgo.

En relación con el cáncer de pulmón el primer análisis encontró un efecto protector de la ingesta de frutas, pero ninguna asociación con el consumo de vegetales.

Por último, los datos de Cambridge apuntan un resultado interesante en relación con el cáncer de mama: no se observó asociación con la ingesta de grasas saturadas medido por cuestionario de frecuencia de alimentos, pero de acuerdo con el registro de alimentos diario, una ingesta diaria de mas de 35 g duplica el riesgo de cáncer de mama en comparación con las mujeres que tenían la ingesta diaria de 10 gramos o menos.

En otro estudio reciente EPIC Potsdam (con 23.513 personas, entre 35 y 65 años, a las que se sometió, durante 7,8 años, a diversos cuestionarios y entrevistas sobre su estilo de vida,) se comprueba que el seguir los 4 consejos de estilo de vida saludable (lo hicieron solamente el 9% de los participantes) tales como: evitar la obesidad, no fumar, ejercicio (mas de 210 min. por semana) y dieta saludable (rica en frutas y verduras); tiene como beneficio una reducción de padecer enfermedades crónicas, el riesgo de diabetes, el de ataques al corazón y un 50% las probabilidades de sufrir un infarto cerebral.
Además, llevar un estilo de vida adecuado también reduce las posibilidades de padecer cáncer.

En el estudio EPIC en personas mayores con la Dieta Mediterránea seguida por la cohorte EPIC-Ancianos En total participaron 74.607 hombres y mujeres, de 60 años o más y sin enfermedad coronaria, ictus o cáncer, con información completa acerca de la ingesta diaria en 2003. El aumento en la puntuación que mide la adhesión a la Dieta basada en frutas y verduras se asoció con una menor mortalidad global, un incremento de un punto, en la adhesión a la Dieta, se correspondió a una reducción estadísticamente significativa del 14% en mortalidad.


No hay comentarios: