QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

jueves, 15 de junio de 2017

CALAMBRES MUSCULARES QUE AUMENTAN CON EL CALOR Y CON LA EDAD


Imagenes tomadas de: https://www.bing.com/images/search?view=detailV2&ccid=V5YTWaeu&id=7F6F8176115285B2B5687E40A95935443DB3DAFD&thid=OIP.V5YTWaeu7BwKKbZui18FmgESDj&q=m%c3%basculos+isquiotibiales+estiramientos&simid=607996237690962934&selectedindex=10&qpvt=m%c3%basculos+isquiotibiales+estiramientos&mode=overlay&first=1

 
Todos hemos experimentado calambres musculares y más frecuentemente  cuando el calor aprieta, cuando ya vamos sumando años y cuando sobrecargamos los músculos, tendones y articulaciones.
Cuando se siente que empieza el calambre hay que rápidamente estirar el musculo cambiando de posición, después es bueno el masaje y guardar la calma. El dolor producido por el calambre si no se ataja rápidamente puede ser intenso. Durante la contracción muscular los nervios , tendones y vasos sanguíneos musculares están sujetos a alta presión y pueden incluso causar hipoxia del tejido.  Los calambres pueden durar segundos a minutos.
Antes se proponía hidratarse, tomar sales minerales (potasio de los plátanos por ejemplo) no abusar del volumen o la intensidad del ejercicio si no se está bien entrenado, etc. Esto es importante para la prevención de los calambres asi como estiramientos y calentamientos musculares.
Pero la causa más importante de los calambres son la alteración del control neuromuscular.
Así pues cuando llega el calambre haciendo ejercicio es porque hemos sobrepasado nuestras capacidades neuro-musculares y hay que bajar el ritmo de trabajo, estirar el musculo, dar masajes y descansar.
Si alguna vez ha tenido espasmos musculares o calambres musculares, sabe que pueden ser extremadamente dolorosos. En algunos casos, un músculo puede espasmo tan fuerte que resulta en un moretón en la piel.
La mayoría de los espasmos musculares y los calambres son contracciones involuntarias de un músculo. Un espasmo muscular grave no se libera por sí solo y requiere estiramiento manual para ayudar a relajar y alargar el músculo acortado. Los espasmos y los calambres pueden ser leves o extremadamente dolorosos.

Mientras que pueden aparecer en cualquier músculo esquelético, los más comunes son en las piernas y los pies y el músculo de la pantorrilla, por ejemplo. Los calambres pueden involucrar parte de un músculo o todos los músculos de un grupo.
Los grupos musculares más frecuentemente afectados son:
• Parte posterior de la pierna / pantorrilla (gastrocnemius).
• Parte posterior del muslo (isquiotibiales).
• Frente del muslo (cuádriceps).
• Pies, manos, brazos, abdomen

Los calambres musculares varían en intensidad desde un leve temblor o tic hasta dolor intenso. Un músculo que sufre contractura por el calambre puede sentirse duro como una roca y durar unos segundos o varios minutos o más. No es raro que los calambres se repitan varias veces antes de que se vayan por completo.
¿Qué causa los calambres musculares?
La causa exacta de los calambres musculares todavía se desconoce, pero las teorías más citadas incluyen:
• Alteración del control neuromuscular
• Deshidratación
• Depleción de electrolitos
• Mala condición física
• Fatiga muscular
• Hacer una nueva actividad utilizando músculos poco usados anteriormente

Otros factores que se han asociado con calambres musculares incluyen el ejercicio en calor extremo.
La creencia es que los calambres musculares son más comunes durante el ejercicio en el calor porque el sudor contiene líquidos, así como electrolitos (sal, potasio, magnesio y calcio). Cuando estos nutrientes caen a ciertos niveles, la incidencia de espasmos musculares aumenta.
Los atletas son más propensos a tener calambres en la pretemporada, cerca del final (o la noche después) de las competiciones.
 
La investigación ahora creen que el control neuromuscular alterado es la causa de la mayoría de los calambres, dado que a menudo se relaciona con la fatiga muscular y resulta en una interrupción de la coordinación y control muscular.

Según Martin Schwellnus de la Universidad de Ciudad del Cabo, las pruebas que apoyan tanto la hipótesis de "agotamiento electrolítico" como de "deshidratación" como causa de calambres musculares no son convincentes.
Martin  revisó la literatura disponible que apoya estas teorías y encontró principalmente observaciones clínicas anecdóticas y un pequeño estudio de casos y controles con sólo 10 sujetos. También encontró otros cuatro estudios clínicos prospectivos de cohortes que claramente no apoyaban las hipótesis de "agotamiento electrolítico" y "deshidratación" como la causa de calambres musculares. En su revisión, Schwellnus concluye que las hipótesis de "agotamiento electrolítico" y "deshidratación" no ofrecen mecanismos fisiopatológicos plausibles, con pruebas científicas que puedan explicar adecuadamente la presentación clínica.

Según Martin "La evidencia científica de la hipótesis de" control alterado del neuromuscular "se basa en evidencia de estudios de investigación en modelos humanos de calambres musculares, estudios epidemiológicos en atletas y datos experimentales en animales.
Tratamiento de los calambres musculares
Los calambres suelen desaparecer solos sin tratamiento, pero estos consejos parecen ayudar a acelerar el proceso de curación
La mayoría de los calambres musculares no son graves. Si sus calambres musculares son graves, frecuentes, constantes o preocupantes, consulte a su médico.

Prevención de los calambres musculares
Estos consejos son recomendados por expertos y atletas:

• Detener la actividad que causó el calambre.
• Estirar y masajear suavemente el músculo.
• Sujete la articulación en una posición estirada hasta que se detenga el calambre.
• Mejorar la condición física y evitar la fatiga muscular
• Estirarse regularmente después del ejercicio
• Calentamiento antes del ejercicio.

Extraído de:
Referencias:
1.      Cause of Exercise Associated Muscle Cramps (EAMC) - altered neuromuscular control, dehydration or electrolyte depletion? M. P. Schwellnus. British Journal of Sports Medicine 2009; 43:401-408.
2.      Muscle Cramp. The American Orthopaedic Society for Sports Medicine. http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00200.
3.      Parisi L, Pierelli F, Amabile G, et al. Muscular cramps: proposals for a new classification. Acta Neurol Scand 2003; 107:176.
4.      Maquirriain J, Merello M. The athlete with muscular cramps: clinical approach. J Am Acad Orthop Surg 2007; 15:425.
American Academy of Sleep Medicine. Sleep related leg cramps. In: International classification of sleep disorders, 3rd ed., American Academy of Sleep Medicine, Darien, IL 2014. p.299

No hay comentarios: