QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

martes, 2 de septiembre de 2014

EL MARIDAJE DEL VINO CON EL EJERCICIO


En general el consumo abusivo de alcohol es perjudicial para el cuerpo humano (hígado, cerebro, pulmones, esófago, riñones, etc), sobre todo en cantidades que no se pueden metabolizar rápidamente. Pero el consumo moderado de vino tinto y cerveza (de acuerdo con las prácticas sociales de la dieta mediterránea) puede tener efectos beneficiosos para la protección cardiovascular de las personas adultas sanas.
En algunos casos los efectos beneficiosos solo se obtienen si además se practica regularmente ejercicio aeróbico
Yo creo que se debe a la  sinergia entre los efectos del ejercicio y los polifenoles del vino que actuan frente aprocesos inflamatorios, agragacion plaquetaria, antioxidante, etc.

Investigadores de la Universidad de Boston, en EE.UU., han demostrado que los polifenoles del vino tinto son los que hacen que esta bebida pueda tener cierto efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares, según informa en su último número la revista American Journal of Clinical Nutrition.
Los efectos beneficiosos del consumo moderado del vino son mas evidentes en las mujeres http://ajcn.nutrition.org/content/86/5/1463.abstract
Pero también se observa en los hombres. Los polifenoles del vino tinto (resveratrol y otros) evitan la peroxidación de lípidos del plasma (como el colesterol malo LDL) lo cual evita la arteriosclerosis y las enfermedades cardiovasculares.
En el estudio, dirigido por Gemma Chiva-Blanch, participaron 67 varones españoles que presentaban un «alto riesgo» de enfermedad cardiovascular, teniendo en cuenta su índice de masa corporal, el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión u otros factores de riesgo. De hecho, cerca de la mitad de estos individuos estaba en tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), estatinas, aspirina o hipoglucémicos orales, de ahí que los autores crean que los resultados del estudio puedan ser especialmente extrapolables a pacientes reales.
Los resultados del estudio revelaron que el etanol y los compuestos no alcohólicos del vino tinto tiene efectos potencialmente protectores que pueden reducir el riesgo de enfermedad vascular.
En concreto, los autores concluyen que «el contenido de compuestos fenólicos del vino tinto puede modular las moléculas de adhesión leucocitaria, mientras que el etanol y los polifenoles del vino tinto pueden modular mediadores inflamatorios solubles en pacientes con alto riesgo de enfermedad cardiovascular».

Distintos estudios ya habían sugerido que el consumo moderado de vino protege el corazón. Ahora, una nueva investigación, presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología por el profesor Milos Taborsky de la República Checa, asegura que sólo ejerce tiene un efecto beneficioso si nos mantenemos físicamente activos.
«Es la primera investigación a nivel global que compara los efectos del vino blanco y tinto en marcadores de arterioesclerosis en personas con leve o moderado riesgo de enfermedad cardiovascular», explicó el profesor Taborsky.
La OMS considera un consumo moderado 200 ml para las mujeres y 300 mililitros para los hombres, con un máximo de cinco tomas a la semana.
El único resultado positivo y continuo se encontró en el subgrupo de pacientes que practicó más ejercicio, al menos dos veces por semana, además de tomar el vino blanco o tinto. En este grupo, el colesterol bueno se incrementó y el malo y el total disminuyó.

No hay comentarios: