QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

viernes, 6 de abril de 2012

Estrés y deseo de comer mucho

Estrés, efectos contrarrestados por el azúcar y la grasa

Hay que tener en cuenta que después de ingerir este tipo de productos hay una inhibición de la actividad de las partes del cerebro que producen y procesan el estrés y las emociones relacionadas con este. Por ello, estos productos se denominan alimentos consuelo o "alimentos confort", ya que contrarrestarían el efecto del estrés.
Las respuestas ante una situación de estrés mantenido difieren entre personas y, con ellas, también las consecuencias. Los estudios muestran que las mujeres son más propensas a las compulsiones alimentarias, mientras que los varones tienden a refugiarse en el tabaco y el alcohol. También se observan diferencias según un exceso de peso previo.
Las personas que padecen sobrepeso son más propensas a ganar más kilos ante una situación o época estresante. Las variaciones individuales siguen, ya que investigaciones realizadas en condiciones experimentales muestran que quien libera mayor cantidad de cortisol en respuesta a situaciones provocadoras de estrés tiende a un mayor picoteo.

CONSEJOS PARA EVITAR Y GESTIONAR EL ESTRÉS

En la mayoría de disciplinas del mundo sanitario, la prevención es la mejor herramienta para minimizar muchos trastornos. En el caso descrito, la Escuela de Medicina de Harvard, a través de su publicación periódica sobre salud mental, ofrece consejos válidos tanto para evitar el estrés emocional como para mitigar las consecuencias alimentarias de quien ya lo padece:
·         Ejercicio: el ejercicio de intensidad baja-moderada disminuye la liberación de cortisol, por lo que contribuye a la regulación del apetito.
·         Apoyo social: los amigos, la familia y otras fuentes de apoyo social parecen tener un efecto amortiguador del estrés.
Meditación: reduce el estrés y puede ayudar a ser más consciente de las selecciones alimentarias. Con el tiempo, también puede contribuir a que se afronten mejor los impulsos. El taichí o el yoga combinan los beneficios de la actividad física y de las prácticas meditativas. 

http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2012/03/30/208374.php

No hay comentarios: