QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

domingo, 4 de diciembre de 2016

EL EJERCICIO REGULAR PUEDE CONTRARRESTAR LOS EFECTOS NOCIVOS DEL ALCOHOL


La navidad se acerca y en estos dias de celebraciones y regalos hay dos cosas que podemos hacer, una es moderación en la comida y en las bebidas alcohólicas; la otra es regalos que sean útiles.
Generalmente se bebe mas de la cuenta lo cual es perjudicial para la salud. Y cuesta hacer ejercicio estos días cuando hace frío y oscurece pronto. Pero todo tiene remedio. Podemos hacer ejercicio que nos guste al aire libre y en sitios cubiertos con amigos. Para motivarnos podemos regalarnos los podómetros inteligentes  que además de ser relojes, nos miden los pasos, las pulsaciones y demás. Con una aplicación en el móvil hacen u seguimiento de nuestro ejercicio , monitorizan si hemos cumplido con nuestro objetivo y mucho mas.

Normalmente, beber aumenta el riesgo de muerte por cáncer. Pero sólo 2,5 horas de actividad física a la semana podría reducir esas probabilidades, el gran estudio de residentes británicos encontrado.

"Entre los participantes sedentarios, encontramos que el riesgo de muerte por cáncer y otras causas está ligeramente aumentado, según Karine Perreault, investigadora en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Montreal.

Ese hallazgo muestra el menor riesgo de muerte para personas más atléticas.
 
Sin embargo, los autores del estudio no están diciendo que nadie tiene carta blanca para beber en exceso repetidamente y evitar cualquier repercusión física a largo plazo.

Las directrices actuales recomiendan 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada cada semana. Esto incluye caminatas rápidas, ciclismo, baile de salón y jardinería.
El consumo de alcohol debe de ser moderado y como máximo dos bebidas al día para hombres y una para mujeres. Los que beben estas cantidades tienen un riesgo de  un 36 por ciento más alto probabilidades de muerte por cáncer y un 13 por ciento más alto riesgo de muerte por cualquier causa.

Para los bebedores que hicieron actividad moderada (150 minutos) o el nivel superior de actividad (300 minutos)  disminuyo la posibilidad de muerte por todas las causas y el riesgo de muerte por cáncer, según el estudio.

Los científicos creen que el ejercicio y el alcohol comparten rutas metabólicas similares en el cuerpo. Por ello, cuando beber puede causar daño, el ejercicio puede ser protector.

El beneficio dependía de la dosis, es decir, cuanto más bebía una persona, mayor era el riesgo de muerte por cáncer. Sin embargo, el riesgo de muerte por cáncer o por todas las causas aumentó más lentamente entre los que hacen mas ejercicio, en comparación con aquellos que participan en menos actividad física.

Fuentes: Sept. 8, 2016, British Journal of Sports Medicine; University of Montreal, news release, Sept. 6, 2016

El otro beneficio asociado al ejercicio es el control del peso corporal.

Para perder el peso ganado en Navidad nada mejor que combinar Ejercicio y dieta sana

Los investigadores diseñaron las tres intervenciones del estudio para que las personas que participaran caigan alrededor del 7 por ciento de su peso corporal, a través de Ejercicio y dieta; durante un período de aproximadamente tres meses.
El estudio demostró que no parecía importar qué intervención la gente eligió perder peso. Los participantes en los tres grupos vieron disminuir su riesgo cardiovascular del 46 por ciento a 36 por ciento.

"A la luz de esto, esperábamos que la combinación de dieta y ejercicio tuviera" efectos aditivos "en los factores de riesgo, y por lo tanto esperaba mayores mejoras en el grupo de intervención combinada, en comparación con la dieta o el ejercicio solo".
En cambio, el estudio encontró que "la magnitud del beneficio no depende de si la dieta, el ejercicio o una combinación de dieta y ejercicio se utiliza para promover la pérdida de peso". Lo que realmente parecía importar era que la gente se adelgazaba.

Para el estudio, los investigadores dividieron 52 hombres y mujeres con sobrepeso en uno de tres grupos: un grupo de dieta; Un grupo de ejercicios; Y un grupo combinado de la dieta y del ejercicio.
Dieters fueron instruidos para cortar el 20 por ciento de su ingesta calórica, mientras que los ejercicios se les dijo que aumentaran los niveles de actividad en un 20 por ciento. El grupo de la combinación fue dicho para hacer ambos por el 10 por ciento.
Weiss describió un recorte de calorías del 20 por ciento como "modesto para la mayoría de la gente", igualando una caída de alrededor de 300 a 500 calorías por día - aproximadamente el equivalente a dos refrescos azucarados.

Pero "aumentar el gasto en calorías en un 20 por ciento por día es más difícil", dijo. "Especialmente para los hombres y mujeres que no practican el ejercicio que fueron reclutados para este estudio, lo que se traduce en caminar de tres a cinco millas, seis a siete días a la semana, para alguien que no estaba haciendo ejercicio cuando comenzaron el estudio".

Al final, los tres grupos registraron el mismo grado de mejoría en términos de presión arterial, niveles de colesterol y frecuencia cardíaca, y la misma cantidad de reducción de riesgo de enfermedad cardíaca, según los resultados del estudio.

El grupo de combinación de Ejercicio y dieta perdió peso más rápidamente y estas personas también fueron más propensos a cumplir con sus objetivos.

Y por razones que no están del todo claras, la adición de ejercicio a la dieta parece conferir específicamente una ventaja cardiovascular.
Una dieta saludable proporciona nutrientes clave para el funcionamiento óptimo del cuerpo y la prevención de enfermedades.El ejercicio no puede proporcionar nutrientes, pero puede ayudarnos a utilizar los nutrientes más eficazmente.

FUENTES: Edward Weiss, Ph.D., profesor asociado, departamento de nutrición y dietética, Saint Louis University, St. Louis, Mo .; Lona Sandon, Ph.D., R.D., directora de programa y profesora asistente de nutrición clínica, Escuela de Profesiones de Salud, Universidad de Texas Southwestern Medical Center en Dallas; 27 de julio de 2016, American Journal of Clinical Nutrition, en línea

No hay comentarios: