QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

domingo, 22 de marzo de 2015

DIFERENCIAR LOS SINTOMAS DE LA ALERGIA Y DEL CATARRO



 En estos días de primavera en los que el viento disemina el polen por todas partes ls personas alérgicas sufren los molestos síntomas de la alergia. Además el cambio del tiempo y la bajada de las defensas del sistema inmune hace que los virus se multipliquen y se transmitan rápidamente de unos a otros.
A veces sufrimos ambos síntomas de alergia y /o de catarro o gripe.

Para la alergia hay medicamentos que suprimen los molestos síntomas; pero para el catarro esos medicamentos no suelen surtir efecto.

Por esto es importante distinguir si tenemos alergia o catarro. 

CATARRO
El catarro común es una infección, generalmente benigna, originada por varios tipos de virus, siendo el más frecuente el rinovirus (Familia Rhinoviridae), que se produce sobre todo en las estaciones de primavera, verano y otoño. La forma de contagio más efectiva de los rinovirus es el contacto de persona a persona, aunque también pueden transmitirse con las secreciones nasales y bucales de la persona infectada.
Se  calcula que aproximadamente el 50% de todos los casos de catarro están producidos por algún tipo de rinovirus (hay más de 100 tipos o serotipos diferentes).
Otros virus que también pueden provocar catarro son los picornavirus y los coronavirus, que suelen aparecer en las épocas del año asociadas a rinovirus; pero, aunque pueden ocasionar algún que otro episodio, no son en absoluto tan frecuentes como el rinovirus.
Al final del otoño y en el invierno, la gran mayoría de los catarros están motivados por el virus de la gripe (orthomyxovirus) y, con menor frecuencia, por paramyxovirus y los virus respiratorios sincitiales. (No debemos confundir la gripe con el catarro, aunque el virus de la gripe pueda causar ambas patologías. Más adelante se explican las diferencias entre ambas).
A diferencia de lo que indica la creencia popular, la susceptibilidad a los catarros no viene dada por los cambios de temperatura ni por la exposición al frío.
Extraído de:



En la siguiente tabla se muestran las diferencias entre Gripe y Catarro

Gripe
Catarro
Virus
Influenza
Rinovirus, coronavirus
Inicio
Súbito
Paulatino
Fiebre
Alta o muy alta
A veces, febrícula
Dolores musculares y/o articulares
Frecuentes y muy molestos
No
Dolor de espalda
No
Dolor de cabeza
Muy molesto
Puede presentar a veces
Dolor de oído
A veces
Dolor de ojos
A veces
Frecuente
Dolor de garganta
A veces
Frecuente
Secreción nasal
A veces
Sí, los primeros días, acuosa. Después, más espesa.
Extraido de:

 ALERGIA
Irritación de la garganta y de las fosas nasales.
Es uno de los primeros síntomas que sufre un alérgico: excesiva secreción de mucosidad nasal, estornudos, nariz taponada, sensación de quemazón en el paladar, en los oídos y en la nariz.
Irritación de los ojos.
Otro síntoma muy típico de una alergia es la irritación de los ojos acompañada de un excesivo lagrimeo. Es una sensación muy desagradable que hace que uno esté continuamente frotándose los ojos, irritándolos aún más.
1.      3 Problemas dermatológicos.
Muchas veces una alergia se manifiesta a través de la piel. Una piel enrojecida, irritada o reseca probablemente sea indicativa de una alergia. Otras dolencias dermatológicas que pueden ser consideradas como síntomas de una alergia son la aparición de ronchas o pequeñas verrugas e incluso erupciones que producen una intensa sensación de quemazón.
Problemas respiratorios.
Las dificultades a la hora de respirar son uno de los síntomas alérgicos más incómodos y de mayor urgencia médica. Incluyen la obstrucción de las vías respiratorias por inflamación de la garganta, lengua o labios, respiración silbante e incluso puede llegar a darse el caso de sufrir un principio de asma.
Problemas digestivos.
Los vómitos, diarreas y una excesiva acidez estomacal también pueden ser síntomas de una alergia.
¿Por qué se producen todos estos síntomas?
El organismo, para combatir y destruir cualquier agente externo que pueda ser peligroso, como una bacteria o un virus, genera grandes cantidades de anticuerpos. Éstos liberan una serie de sustancias químicas para combatir el agente invasor, que son precisamente las que causan todos los síntomas propios de una alergia dada su toxicidad. El problema estriba en que el organismo muchas veces confunde a sustancias inofensivas como el polvo o el polen con agentes externos potencialmente peligrosos, activando todos estos anticuerpos y causando, por lo tanto, todos los síntomas propios de una alergia.
Extraido de:

En la siguiente figura se muestran las diferencias entre Alergia y Catarro.



No hay comentarios: