QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

viernes, 18 de abril de 2014

¿CUAL ES EL MEJOR DESAYUNO?


El desayuno es importante después del ayuno del sueño.
Debe contener cereales, furas y lácteos. Debe aportar el 25% de la energía diaria.
Pero de forma individualizada según preferencias, tiempo y lugar  para desayunar.
Es una comida importante para deportistas, niños y mayores.

En el estudio, publicado en la revista Nutrición Hospitalaria, han participado 467 escolares de 12 a 17 años del curso 2003-2004.
Los datos revelan que el 3,65% no desayuna;
otro 3,65% toma un desayuno de insuficiente calidad;
el 68,29% toma uno de calidad mejorable; el 29,7%, un desayuno de buena calidad,
sólo el 4,88%, un desayuno completo.
El trabajo también revela que las chicas desayunan peor que los chicos:
sólo el 4,17% de las chicas mayores toman un desayuno completo, frente al 18,18% de los chicos.
Respecto a la nota media, los datos reflejan que cuanto más completo es el desayuno, mejores notas.

¿Qué tomar en ayunas y por qué?
Hay alimentos que pueden ser más convenientes que otros, según el fin que se persiga o las circunstancias vitales individuales. Estos son algunos ejemplos:
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra (o pan natural con aceite de oliva). Se reconoce como uno de los métodos o remedios caseros más populares usados para estimular el peristaltismo intestinal en caso de tendencia al estreñimiento. Está demostrado que el consumo regular de aceite de oliva, el ingrediente principal de la Dieta Mediterránea, ejerce un EFECTO cardiosaludable, tal como lo sugiere un reciente ensayo dirigido por investigadores españoles. Según el "estudio Guadix", mejora los parámetros lipídicos y postprandiales en preadolescentes con sobrepeso y obesidad, en comparación con un desayuno occidental (leche con cacao, pan con mantequilla). Quienes tienen molestias musculares o articulares, como un ejemplo más de un proceso inflamatorio, pueden experimentar mejoría si toman aceite de oliva en ayunas

Cucharada de aceite de oliva virgen con zumo de limón. En caso de desequilibrio del hígado y en particular de la vesícula biliar puede estar más indicada esta combinación, tal y como sugiere Itziar González de Arriba en su libro '¿Qué es una dieta sana?'. en principio no tiene contraindicaciones, salvo en caso de estómago delicado.

Vaso de zumo de naranja. Hay quien necesita este estímulo para evitar el estreñimiento. Sin embargo, a otras personas, tomar este en apariencia sano aperitivo les provoca malestar como náuseas, gases y pesadez abdominal, dolor en el costado derecho y dolor de cabeza matutino.. Esto se debe a la capacidad colagoga o estimulante del vaciado de la vesícula biliar de este cítrico, no tan acentuado en otras frutas de la misma familia (conviene comprobar la tolerancia).

Una cucharada de polen en ayunas. El polen es un compendio de micronutrientes: aminoácidos, azúcares, minerales y oligoelementos, vitaminas y carotenoides, enzimas y sustancias antioxidantes (flavonoides, terpenos). Está sobre todo indicado en casos de debilidad, fatiga, anemia y falta de apetito. Sus componentes son fácilmente asimilables, dado que están predigeridos, si bien su absorción aún será mayor y más rápida si se toma en ayunas.

Qué no combinar en el desayuno. El café con leche o el té con leche son dos clásicos de los desayunos.. Es el caso del contenido en taninos del café y los tés (negro, verde), compuestos que afectan a la correcta absorción del hierro. Es por ello que estos alimentos (café, té negro, té verde, tan habituales en los desayunos) no son los más indicados en caso de debilidad, cansancio, fatiga o anemia.

Interacciones entre alimentos y medicamentos
El zumo de piña puede afectar de forma negativa al efecto de los anticoagulantes orales tan usados en caso de trombosis o embolia. Y el zumo de pomelo, al que se le adjudican propiedades depurativas y diuréticas, está desaconsejado tomarlo junto con numerosos medicamentos como antihistamínicos, ciertos antihipertensivos e hipocolesterolemiantes.
Todo lo contrario al zumo de naranja, tan popular en los desayunos, recomendable por su riqueza en vitamina C para aumentar la absorción del hierro de complementos o medicamentos usados para tratar la anemia ferropénica.

No hay comentarios: