QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

martes, 7 de junio de 2011

Suspenso a los Centros de adelgazamiento (En las OF lo podriamos hacer mejor)

La mitad de los centros analizados recomiendan un tratamiento dietético basado únicamente en productos estrella. analizados 110 establecimientos en 18 ciudades de todo el país
http://revista.consumer.es/web/es/20110601/actualidad/tema_de_portada/76011.php

Para muchos llega uno de los momentos más temidos del año: enfundarse, por primera vez, el bañador. En el espejo, otros tantos comprueban que la mala alimentación y una vida sedentaria han puesto unos cuantos kilos de más en sus cuerpos. De hecho, un 37% de los españoles -mayores de 18 años- tiene sobrepeso, un 17% incluso es obeso (según los últimos datos del INE). Es entonces cuando la operación bikini arranca, y con ella el negocio de numerosos centros de adelgazamiento que prometen verdaderos milagros sin apenas esfuerzo y, en muchas ocasiones, poniendo en peligro la salud del paciente... y la de su bolsillo.
Para comprobar si realmente estos centros ofrecen un tratamiento saludable y eficaz, si su personal está debidamente formado y si son establecimientos que ofrecen garantías sanitarias, EROSKI CONSUMER ha visitado durante el mes de mayo 110 centros de adelgazamiento en 18 ciudades del país. Los técnicos de la revista han actuado como clientes anónimos interesados en perder peso; una excusa con la que se analizaron 10 centros en Barcelona y Madrid, 7 en Bilbao, Valencia, Málaga, Sevilla y Zaragoza y 5 en A Coruña, Alicante, Córdoba, Granada, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Santander, Valladolid y Vitoria. De los 18 técnicos, ocho tenían un sobrepeso de grado 1, cuatro presentaban sobrepeso grado 2, en la misma proporción tenían una obesidad leve y dos de los colaboradores eran obesos moderados (de grado 2).
Estos criterios permitieron a los colaboradores de la revista saber qué centros ofrecían a sus clientes una pérdida de peso realista, eficaz y, lo que es más importante, en unos términos saludables. Se estudiaron si los pasos para la identificación del problema de exceso de peso de cada colaborador eran adecuados, cómo era la explicación del tratamiento (si era basado en un producto estrella o bien era un programa personalizado con dieta y ejercicio físico), su eficacia, la profesionalidad y atención demostrada por el personal del establecimiento. Los resultados tras la visita a estos 110 centros coinciden en un aspecto: la promesa de perder peso (en ocasiones a un ritmo nada saludable). Algo más de la mitad de los establecimientos analizados (el 55%) suspende el examen de la revista. Hace cuatro años cuando se realizó una investigación similr el porcentaje era algo más elevado: un 64%. El resto de centros, no logra más que un 'aceptable', el 34% de los 110 analizados, mientras que apenas un 11% consigue una nota de 'bien'. Lo preocupante además, es que de los centros que suspenden el análisis de EROSKI CONSUMER, un 38% lo hacen con notas tan llamativas como deficiente o muy deficiente, muestra de la escasa o nula confianza que dan estos centros de adelgazamiento. No obstante, es un porcentaje esperanzador ya que hace cuatro años el porcentaje de notas tan bajas ascendía al 84%.
Por apartados, los resultados son también concluyentes ya que las únicas notas positivas recaen en la profesionalidad y la atención al cliente en estas visitas (ambos con una nota de 'bien'). Sin embargo, son malas las calificaciones para la identificación del problema de sobrepeso.

El precio de adelgazar

Del total de centros visitados, en tres de cada cuatro ocasiones esta primera consulta era gratuita mientras que en los que cobraban por esa visita el precio medio es de 35 euros.
En cuanto al tratamiento, algunos establecimientos solo ofrecen la posibilidad de que el cliente lo pague por completo (en algo más de uno de cada tres) y otros cobran por visita (en casi dos de cada tres, alrededor de un 63% de los centros visitados). Cuando el tratamiento se ha de pagar íntegramente, el precio medio asciende hasta los 1.437 euros (un 3% más caro que en 2007, cuando el IPC de estos años ha aumentado en esta época un 11%). Por encima de esa media se sitúan los centros visitados en Zaragoza, San Sebastián, Sevilla, Vitoria, Bilbao, Valladolid y Alicante (entre los 1.629 euros de media y los 3.235 euros). Por su parte, están por debajo del precio medio reducen los establecimeintos de Granada (444 euros de media), Málaga (590 euros), A Coruña (738), Valencia (792 euros), Santander (algo menos de 930 euros de media), Oviedo, Pamplona, Barcelona (estos tres últimos entorno a los 1.000 euros), Murcia (1.295 euros) y Madrid (1.382 euros). Para los centros de adelgazamiento que cobran por cada consulta o por los productos que venden se ha hecho una estimación de un mes considerando el coste tanto de visitas como del uso de productos sugeridos en cada centro: la media se sitúa en los 78 euros mensuales (casi el doble que la cifra media obtenida en 2007).

No hay comentarios: