QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

lunes, 14 de julio de 2014

LO QUE MANTIENE AL CEREBRO ES BUENA FORMA DEPENDE DE LOS RETOS QUE LE PONGAMOS

Thomas Bak habla siete idiomas, es polaco residente en Edimburgo y está casado con una española. Nadie mejor que Thomas Bak podría dedicarse a la investigación sobre los efectos cognitivos que tiene manejar más de una lengua. El neurólogo, una de las voces más autorizadas en el estudio del bilingüismo, visita al menos dos veces al año nuestro país para para pasar unos días de vacaciones y disfrutar "de la comida, la cultura y de la gente". 

Hay un estudio interesante realizado en Texas (EEUU) que dividió, de manera randomizada, a dos grupos de gente mayor. Un grupo hizo encuentros sociales, etc. El otro, por el contrario, comenzó a aprender fotografía, que era algo que no conocían. Este último grupo mostró una mejora cognitiva más significativa, porque para ellos suponía un reto. 
En ese sentido creo que es importante usar otras lenguas distintas a la materna, porque cuantos más desafíos le pongamos a la mente, mejor
Ocurre lo mismo que con el ejercicio físico. Claro que es bueno caminar, pero mejor si podemos correr un poco, hacer un ejercicio un poco más intenso y, sobre todo, ponernos nuevas metas.
Y si pensamos en nuestra evolución humana la situación en que la mayoría de nuestra evolución ocurrió donde había mezcla de razas y de lenguas. Por eso pienso que nuestro cerebro está construido naturalmente tanto para aprender lenguas temprano, como para aprenderla más tarde.

Hay que desterrar la idea de que no se puede aprender una lengua de adulto. Creo que es una idea muy extendida, y probablemente sea peor en Reino Unido que en España, aunque hay excepciones. El otro día me contaba un taxista -creo que a los taxistas de todo el mundo les gusta hablar- que tenía una casa en Andalucía, entre Almería y Granada, desde hace años, pero no había empezado a aprender español hasta ahora. 
Al principio pensaba que era algo que no podría hacer, pero en poco tiempo ya empezó a poder hablar algo. Y me contaba que se siente de una manera diferente en España, porque puede ir al bar del pueblo y hablar con la gente en su idioma. 
Eso es lo que yo creo que hay que transmitir, que vale la pena intentarlo, que el esfuerzo lo merece y que no pasa nada si uno no lo hace perfecto. Nosotros manejamos una idea de bilingüismo muy amplia. Si uno puede comunicarse en otro idioma, no importa cómo sea su acento, puede considerarse bilingüe.
Extraído de:


No hay comentarios: