QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

sábado, 8 de agosto de 2015

RECURSOS PARA VENCER LAS ADVERSIDADES DE LA VIDA



En la vida es inevitable verse expuesto a accidentes, enfermedades, dependencia, rupturas familiares, desempleo, etc. Esto representa un reto vital importante que solo se supera si tenemos recursos materiales y mentales suficientes. También ayuda la suerte.
Los recursos materiales tales como dinero, trabajo, casa, etc.
Los recursos mentales tales como la inteligencia emocional, la autoestima, la relaciones familiares y sociales, etc.
La suerte de tener trabajo estable, no tener accidentes, tener un entorno social adecuado.

Lo mejor que podemos hacer para solucionar cualquier problema es, en la mayoría de los casos, mejorar la autoestima. Dependiendo del problema habrá otras cosas que potenciar o trabajar, pero este elemento será el cimiento principal en el que se construyan todas las posibles soluciones.

Cuando una persona tiene una buena autoestima, confía en sí misma y tiene seguridad, lo que le permite dar pasos hacia adelante para conseguir sus metas y desarrollar sus capacidades. Por el contrario, cuando una persona tiene una baja autoestima se limitará simplemente a protegerse. Pero no construirá, no crecerá. Estará permanentemente tensa, y tendrá sin duda un gran desgaste emocional.

Por eso, cuando hay una ruptura sentimental dependemos exclusivamente de nosotros mismos para sentirnos válidos: la pareja ya no nos proporciona esa sensación y toda nuestra autoestima se tambalea. En estos casos, lo importante es tener en cuenta tres claves fundamentales. Tal como enumera Castanyer, primero, saber que no tenemos que depender de nadie para sentirnos válidos y dignos de ser queridos. Segundo, tener claro que nadie nos va a cubrir esa necesidad de forma plenamente satisfactoria más que nosotros mismos. Y tercero, ser conscientes de que tener una pareja es gratificante y cubre muchas demandas afectivas, pero cada uno de nosotros es único por sí mismo, con independencia de que en ese momento de su vida una pareja le quiera o no.
Ante una ruptura, también es fundamental interpretarla de forma adecuada: sin considerarlo un fracaso ni culparse por ello. "Hay muchos factores externos que pueden haber influido y que no dependen directamente de nosotros", insisten García y Martín.
Una vez que soy adulto, mi autoestima es la que es, pero en cualquier momento podemos mejorarla. "A cualquier edad y circunstancia, siempre podemos cambiar nuestro autoconcepto, nuestra confianza, nuestra seguridad y acceder a ser independientes y felices, porque estamos hechos para ello", insiste Castanyer.


Es verdad que cuando todo nos sale al revés de lo que queremos es muy complicado tener una sonrisa en los labios o decir “gracias a la vida”. Sin embargo, es necesario para poder salir adelante.
Una actitud positiva mejorará tu autoestima y tu actitud hacia los problemas. Todos pasamos por dificultades porque así es la vida. El quid de la cuestión está en cómo encaramos esas malas rachas y las convertimos en nuevas oportunidades Además de buscar lo positivo de cada situación, sería bueno que consiguieras hallar el aprendizaje que has recibido. La vida es el mejor maestro que puedes tener.

Comprenderás todo lo que ocurre y podrás enfrentarte a cosas similares si te llegan a pasar en el futuro (siempre hay que estar preparado). Con todas las lecciones que irás recibiendo de tus problemas puedes usar la que más se ajuste a la situación específica, crecerás y madurarás.

También mejorarás tu autoestima y no volverás a sentirte mal.
En vez de preocuparte en demasía sobre la situación adversa que ya pasó, piensa cómo puedes sentirte de aquí a cierto tiempo. Mantén tu mente enfocada en el futuro, de qué manera prefieres que sea, cuales serán las acciones que vas a tomar, etc.
Esa negatividad que tenemos cuando las cosas nos salen mal también se reflejan en cómo hablamos y nos dirigimos a los demás.

Es probable que te lo pases quejándote por todo y por todos, que nada bonito salga de tus labios y que las palabras más frecuentes sean “no”, “nunca”, “imposible”, “tristeza”, “malo”.

¡Cambia tu forma de hablar para atraer lo positivo!

Di “si”, “siempre”, “posible”, “felicidad”, “bueno” la próxima vez que entables una conversación con alguien o pienses en algo.

Verás como ese pequeño gran cambio puede ser el puntapié inicial para el camino de la recuperación. Ten confianza o fe en que podrás disfrutar de la vida que es hermosa con sus altibajos 

10 claves para mejorar nuestra autoestima

  1. Aprender a valorar las cualidades personales que todos tenemos
  2. Disminuir el perfeccionismo y aceptar que todos cometemos errores
  3. Hacer aquello que siempre hemos querido hacer y no nos hemos atrevido
  4. Actuar con independencia, atreverse
  5. Afrontar nuevos retos, arriesgarse
  6. Recordar los éxitos que hemos conseguido en la vida
  7. Identificar las 'voces críticas' que todos tenemos en algún momento y aprender a cambiarlas por otras más positivas
  8. Aprender a cuidarnos y a tener en cuenta los deseos y necesidades
  9. Dejar de hacer listados de 'tareas pendientes'
  10. Hacer la vida fácil: dejar de hacer aquellas pequeñas cosas que bajan el ánimo y no son necesarias y gastar esos esfuerzos en aquellas que sí hacen sentir mejor

Extraído de:
http://www.elmundo.es/salud/2015/08/07/55c3af80e2704ea2468b459e.html


No hay comentarios: